TODO INTENTO DE EXIGENCIA EN LA APLICACIÓN DE MEDIDAS SANITARIAS NO CONSENSUADAS, LUEGO DE HABER SIDO PRESENTADA DICHA CREDENCIAL CONFIGURARÁ INMEDIATAMENTE Y SIN RESERVAS EL DELITO DE COACCION Para obtener las credenciales visita el sitio oficial: https://www.legitimaexencion.com LINK DE ACCESO DIRECTO AQUÍ ABAJO

Accede aquí para obtener tu credencial: 👉LEGÍTIMA EXENCIÓN
Art 58 código civil y comercial de la Nación; además de fuentes del artículo 58, se encuentran:
  • Declaración de Helsinki.
  • Código de Nuremberg (1948).
  • Declaración sobre el Uso de Animales en la Investigación Biomédica.
  • Convención referida a los Derechos Humanos y la Biomedicina.
  • Pautas Éticas CIOMS.
  • Declaración Universal sobre Bioética y Derechos Humanos UNESCO.
  • Documento de las Américas sobre Buenas Prácticas Clínicas de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).
  • Tratados internacionales sobre Derechos Humanos, incorporados a la Constitución Nacional (CN) mediante su artículo 75 inciso 22, a nivel internacional. 
A nivel nacional, la Disposición ANMAT 6677/2010 aprueba el Régimen de Buena Práctica Clínica para Estudios de Farmacología Clínica y la Resolución MS 1480/2011 que aprueba la Guía para Investigación con seres humanos. 

PCR es una prueba diagnóstica invasiva: los TESTS PCR denominados HISOPADOS NASOFARÍNGEOS, constituyen una PRÁCTICA MÉDICA INVASIVA. Según la Organización Panamericana de la Salud, en su página web indica: Procedimiento invasivo: es aquel en el cual el cuerpo es “invadido” o penetrado con una aguja, una sonda, un dispositivo o un endoscopio.

Prevé: “En investigación médica en seres humanos, el bienestar de la persona que participa en la investigación debe tener siempre primacía sobre todos los otros intereses”.

inciso f:
exige contar con el consentimiento previo, libre, escrito, informado y específico –no se admite entonces el consentimiento por representación– de la persona que participa en la investigación, a quien se le debe explicar, en términos comprensibles, los objetivos y la metodología de la investigación, sus riesgos y posibles beneficios; siendo dicho consentimiento revocable. Estas exigencias se justifican por la complejidad de la materia atento a las aristas bioéticas que la envuelven. A su vez, la revocabilidad del consentimiento refuerza los derechos de los sujetos intervinientes al autorizarlos a retirarse de la investigación en cualquier momento del ensayo.
Artículo 1
Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos. Están dotados de razón y conciencia y deben actuar unos con otros en un espíritu de fraternidad.
Artículo 3
Toda persona tiene derecho a la vida, la libertad y la seguridad personal.
Artículo 23
Toda persona tiene derecho al trabajo, a la libre elección de empleo, a condiciones de trabajo justas y satisfactorias y a la protección contra el desempleo.
Toda persona, sin discriminación alguna, tiene derecho a igual salario por igual trabajo.
Artículo 27
Toda persona tiene derecho a participar libremente en la vida cultural de la comunidad, a disfrutar de las artes y a participar en el progreso científico y sus beneficios.
Artículo 3.2: 
“Los intereses y el bienestar de la persona deberían tener prioridad con respecto al interés exclusivo de la ciencia o la sociedad”. Es decir, se debe cumplir con el principio de que los avances en las investigaciones con seres humanos –que buscan acrecentar el conocimiento generalizable– no pueden perjudicar a las personas que participan en una investigación. El inciso h) exige resguardar la intimidad de la persona que participa en la investigación y la confidencialidad de su información personal, en consonancia con el artículo 2° incisos c) y d) de la ley 26.529 de derechos del paciente y del artículo 8° de la ley 25.326 de protección de datos personales.
Art. 6°:
La vacunación, en el marco del Plan Estratégico para la Vacunación contra la COVID-19 será voluntaria, gratuita, equitativa e igualitaria y deberá garantizarse a toda la población objetivo, independientemente del antecedente de haber padecido la enfermedad.
Art. 5.
(Consejo de Europa) prohíbe cualquier intervención en el ámbito de la salud sin consentimiento informado previo:
Una intervención en el ámbito de la sanidad sólo podrá efectuarse después de que la persona afectada haya dado su libre e inequívoco consentimiento.
Dicha persona deberá recibir previamente una información adecuada acerca de la finalidad y la naturaleza de la intervención, así como sobre sus riesgos y consecuencias.
En cualquier momento la persona afectada podrá retirar libremente su consentimiento.
Art. 14:
Todos los habitantes de la Nación gozan de los siguientes derechos conforme a las leyes que reglamenten su ejercicio; a saber: de trabajar y ejercer toda industria lícita; de navegar y comerciar; de peticionar a las autoridades; de entrar, permanecer, transitar y salir del territorio argentino; de publicar sus ideas por la prensa sin censura previa; de usar y disponer de su propiedad; de asociarse con fines útiles; de profesar libremente su culto; de enseñar y aprender.

Art. 16:
La Nación Argentina no admite prerrogativas de sangre, ni de nacimiento: no hay en ella fueros personales ni títulos de nobleza. Todos sus habitantes son iguales ante la ley.

Art. 19:
Las acciones privadas de los hombres que de ningún modo ofendan al orden y a la moral pública, ni perjudiquen a un tercero, están sólo reservadas a Dios, y exentas de la autoridad de los magistrados. Ningún habitante de la Nación será obligado a hacer lo que no manda la ley, ni privado de lo que ella no prohíbe.

Art. 28:
Los principios, garantías y derechos reconocidos en los anteriores artículos, no podrán ser alterados por las leyes que reglamenten su ejercicio.

Art . 36:
Esta Constitución mantendrá su imperio aun cuando se interrumpiere su observancia por actos de fuerza contra el orden institucional y el sistema democrático.
Todos los ciudadanos tienen el derecho de resistencia contra quienes ejecutaren los actos de fuerza enunciados en este artículo.

Artículo 42:
Los consumidores y usuarios de bienes y servicios tienen derecho, en la relación de consumo, a la protección de su salud, seguridad e intereses económicos; a una información adecuada y veraz; a la libertad de elección y a condiciones de trato equitativo y digno.

Artículo 43:
Toda persona puede interponer acción expedita y rápida de amparo, siempre que no exista otro medio judicial más idóneo, contra todo acto u omisión de autoridades públicas o de particulares, que en forma actual o inminente lesione, restrinja, altere o amenace, con arbitrariedad o ilegalidad manifiesta, derechos y garantías reconocidos por esta Constitución, un tratado o una ley. En el caso, el juez podrá declarar la inconstitucionalidad de la norma en que se funde el acto u omisión lesiva.
Art. 2. Datos Sensibles:
Datos personales que revelan origen racial y étnico, opiniones políticas, convicciones religiosas, filosóficas o morales, afiliación sindical e información referente a la salud o a la vida sexual.

Art. 8:
Los establecimientos sanitarios públicos o privados y los profesionales vinculados a las ciencias de la salud pueden recolectar y tratar los datos personales relativos a la salud física o mental de los pacientes que acudan a los mismos o que estén o hubieren estado bajo tratamiento de aquéllos, respetando los principios del secreto profesional.
Art. 1:
Quien arbitrariamente impida, obstruya, restrinja o de algún modo menoscabe el pleno ejercicio sobre bases igualitarias de los derechos y garantías fundamentales reconocidos en la Constitución Nacional, será obligado, a pedido del damnificado, a dejar sin efecto el acto discriminatorio o cesar en su realización y a reparar el daño moral y material ocasionados.

A los efectos del presente artículo se considerarán particularmente los actos u omisiones discriminatorios determinados por motivos tales como raza, religión, nacionalidad, ideología, opinión política o gremial, sexo, posición económica, condición social o caracteres físicos.
PRIMA LA AUTONOMIA DE LA VOLUNTAD
El paciente tiene derecho a aceptar o rechazar determinadas terapias o procedimientos médicos o biológicos, con o sin expresión de causa, como así también a revocar posteriormente su manifestación de la voluntad.

NADIE TIENE DERECHO A EXIGIRTE QUE INFORMES SI TE INOCULASTE O NO

ART. 2 INC. d) Confidencialidad. 
El paciente tiene derecho a que toda persona que participe en la elaboración o manipulación de la documentación clínica, o bien tenga acceso al contenido de la misma, guarde la debida reserva, salvo expresa disposición en contrario emanada de autoridad judicial competente o autorización del propio paciente.
Art. 2:
Considera ejercicio de la medicina anunciar, prescribir, indicar o aplicar cualquier procedimiento directo o indirecto de uso en el diagnóstico, pronóstico y/o tratamiento de las enfermedades de las personas o a la recuperación, conservación y preservación de la salud de las mismas; el asesoramiento público o privado y las pericias que practiquen que los profesionales comprendidos en el artículo 13.

Art. 4:
Queda prohibido a toda persona que no esté comprendida en la presente ley participar en las actividades o realizar las acciones que en la misma se reglamentan. Sin perjuicio de las penalidades impuestas por esta ley, los que actuaren fuera de los límites en que deben ser desarrolladas sus actividades, serán denunciados por infracción al artículo 208 del Código Penal.

Art. 5. Modificado por Ley 19.740 Art. 4:
Deberán inscribirse en el Registro Nacional y en el de la jurisdicción en que se desempeñen, los médicos, odontólogos, analistas biológicos y clínicos; bioquímicos y farmacéuticos que dispongan de título habilitante otorgado o reconocido por autoridad competente.

Art. 7:
Los locales o establecimientos donde ejerzan las personas comprendidas en la presente ley, deberán estar previamente habilitados por la Secretaría de Estado de Salud Pública y sujetos a su fiscalización y control.

Art. 13:
El ejercicio de la medicina sólo se autorizará a médicos, médicos cirujanos o doctores en medicina, previa obtención de la matrícula correspondiente.


El Código Internacional de Ética Médica redactado por la AMM desarrolla los siguientes principios y obligaciones:
  • Obligación de la atención: La obligación de no negar la atención a quienes la necesitan y de no discriminar por motivos financieros o de otro tipo está vinculada a la obligación de respetar la vida y considerar la atención de emergencia como un deber humanitario. Esta obligación ética también se puede encontrar en el derecho penal bajo el delito de no ayudar a una persona en peligro. La obligación de proporcionar atención médica obliga a los médicos a actuar en interés exclusivo de los pacientes
  • Respeto del consentimiento de los pacientes: La obligación de informar al paciente y de obtener y respetar su consentimiento antes de cualquier acto de atención es primordial para proteger el equilibrio en la relación entre el médico y el paciente, y para garantizar que se respete la dignidad del paciente. Esta obligación pone en perspectiva el poder que el médico tiene sobre el paciente. Incluso si el médico siempre debe actuar en el mejor interés del paciente, no puede sustituir al paciente y decidir qué quiere el paciente. Este deber está bien establecido en la mayoría de las leyes nacionales y da lugar a una indemnización ante los tribunales.
Fuente​​​
Derogación de la ley de obediencia debida. Declaración de nulidad de la ley de obediencia debida
Leyes 24.952 y 25.779

La Ley de Obediencia Debida 23.521 estableció una presunción de que los delitos cometidos por los miembros de las Fuerzas Armadas cuyo grado estuviera por debajo de coronel, durante el terrorismo de Estado y la dictadura militar no eran punibles, por haber actuado en virtud de la denominada «obediencia debida» (concepto militar según el cual los subordinados se limitan a obedecer las órdenes emanadas de sus superiores).
DELITO DE COACCION
La coacción se encuentra siempre íntimamente relacionada con el delito de amenazas, esta figura delictiva representa un querer a la fuerza. Supone el empleo de la fuerza (pública en este caso) para obligar o impedir a una persona hacer algo en contra de su voluntad art. 149 bis 2° art. 149 3º párrafo Código Penal, se considera un delito contra la libertad. 
El delito de coacciones es doloso; no cabría imaginar formas culposas. Requiere la voluntad de imponer a otro una ‘conducta determinada y la conciencia de la ilegitimidad del acto. 
La amenaza consiste en anunciar un mal para que, en caso consecuente, la víctima haga algo, deje de hacer algo o tolere algo (conducta activa u omisiva). Se trata de amenazas calificadas. Es el llamado también delito de coacción, que consiste en violentara una persona para determinarla bajo la amenaza y restringir su voluntad Pero lo que se castiga en la coacciones el modo asocial de exigir, la prepotencia en el método de requerimiento.

Art. 248:
incumplimiento de los deberes de funcionario público, involucra el incumplimiento de obligaciones, fundamentalmente de naturaleza administrativa, que no implican clara y categóricamente un acto de autoridad que sí puede ser atribuible a un funcionario de cierta jerarquía y con competencia en un área de importancia, situación dentro de la cual, no se encuentra un oficial de policía a quien se le asigna la tarea de instrucción de sumarios. Si bien pueden coexistir la falta de cumplimiento de obligaciones de índole administrativa, otras de carácter legal, lo cual torna dificultoso determinar la tipicidad conductal creando un campo de gran duda (artículos 5º y 7º del Código Procesal Penal), en el caso, determinada la materialidad de la acción antijurídica atribuida y justiciable, corresponde su encuadramiento legal subsumiendola al artículo 249 del Código Penal.

Art. 149bis:
Será reprimido con prisión de seis meses a dos años el que hiciere uso de amenazas para alarmar o amedrentar a una o más personas. En este caso la pena será de uno a tres años de prisión si se emplearen armas, si las amenazas fueren anónimas o si mediare violencia de género. 
Será reprimido con prisión o reclusión de dos a cuatro años el que hiciere uso de amenazas con el propósito de obligar a otro a hacer, no hacer o tolerar algo contra su voluntad.

Art. 172:
Será reprimido con prisión de un mes a seis años, el que defraudare a otro con nombre supuesto, calidad simulada, falsos títulos, influencia mentida, abuso de confianza o aparentando bienes, crédito, comisión, empresa o negociación o valiéndose de cualquier otro ardid o engaño.

Ejercicio ilegal de la medicina
Artículo 208
(Si en el vacunatorio no hay un médico que ordene por escrito quien está autorizada para recibir la inyección:)
Será reprimido con prisión de quince días a un año:
1. El que, sin título ni autorización para el ejercicio de un arte de curar o excediendo los límites de su autorización, anunciare, prescribiere, administrare o aplicare habitualmente medicamentos, aguas, electricidad, hipnotismo o cualquier medio destinado al tratamiento de las enfermedades de las personas, aun a título gratuito.

Abandono de persona agravado
Artículo 106
(Si no hacen firmar un consentimiento informado de advertencia y no existe un control posterior:)
El que pusiere en peligro la vida o la salud de otro, sea colocándolo en situación de desamparo, sea abandonando a su suerte a una persona incapaz de valerse y a la que deba mantener o cuidar o a la que el mismo autor haya incapacitado, será reprimido con prisión de 2 a 6 años.
La pena será de reclusión o prisión de 3 a 10 años, si a consecuencia del abandono resultare grave daño en el cuerpo o en la salud de la víctima.
Si ocurriere la muerte, la pena será de 5 a 15 años de reclusión o prisión.

Delito contra la salud
Artículo 202
(Si como consecuencia de no tomar los recaudos de ley se contagiase una enfermedad peligrosa:)
Será reprimido con reclusión o prisión de tres a quince años, el que propagare una enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas.
En todos los delitos mencionados debe responder en sede penal en forma individual el autor o participe. Además del proceso penal son responsables por los perjuicios ocasionados con su PATRIMONIO personal.

Artículo 201
Las penas del artículo precedente se aplicarán al que vendiere, pusiere en venta, suministrare, distribuyere o almacenare con fines de comercialización aguas potables, sustancias alimenticias o medicinales o mercaderías peligrosas para la salud, disimulando su carácter nocivo.

El delito de coacción consiste en hacer uso de amenazas con el propósito de obligar a otro a hacer, no hacer o tolerar algo contra su voluntad, se consuma el delito cuando el comerciante te exija justo en el momento que se impide al sujeto (portador de derechos) hacer algo no prohibido por ley. 


EL PODER DE POLICIA ES DEL ESTADO, NO LE PERTENECE AL CIUDADANO OJO PORQUE AQUÉL QUE ABUSE DEL PODER DE POLICIA, COMETE UN DELITO. 

HACER LA DENUNCIA, SINO ME QUIEREN TOMAR LA DENUNCIA EL ART. 248 DEL CODIGO PENAL ME AMPARA. Será reprimido con prisión de un mes a dos años e inhabilitación especial por doble tiempo, el funcionario público que dictare resoluciones u órdenes contrarias a las constituciones o leyes nacionales o provinciales o ejecutare las órdenes o resoluciones de esta clase existentes o no ejecutare las leyes cuyo cumplimiento le incumbiere.






Inviolabilidad de la persona humana
Artículo 51
La persona humana es inviolable y en cualquier circunstancia tiene derecho al reconocimiento y respeto de su dignidad.

Afectaciones a la dignidad
Artículo 52
La persona humana lesionada en su intimidad personal o familiar, honra o reputación, imagen o identidad, o que de cualquier modo resulte menoscabada en su dignidad personal, puede reclamar la prevención y reparación de los daños sufridos, conforme a lo dispuesto en el Libro Tercero, Título V, Capítulo 1.

Investigaciones en seres humanos
Artículo 58
La investigación médica en seres humanos mediante intervenciones, tales como tratamientos, métodos de prevención, pruebas diagnósticas o predictivas, cuya eficacia o seguridad no están comprobadas científicamente, sólo puede ser realizada si se cumple con los siguientes requisitos:
f) contar con el consentimiento previo, libre, escrito, informado y específico de la persona que participa en la investigación, a quien se le debe explicar, en términos comprensibles, los objetivos y la metodología de la investigación, sus riesgos y posibles beneficios; dicho consentimiento es revocable.

Consentimiento informado para actos médicos e investigaciones en salud
Artículo 59
El consentimiento informado para actos médicos e investigaciones en salud es la declaración de voluntad expresada por el paciente, emitida luego de recibir información clara, precisa y adecuada.
Nadie puede ser sometido a exámenes o tratamientos clínicos o quirúrgicos sin su consentimiento libre e informado, excepto disposición legal en contrario.
Experimentos médicos permisibles
El gran peso de la evidencia que tenemos ante nosotros para efectuar que ciertos tipos de experimentos médicos en seres humanos, cuando se mantienen dentro de límites razonablemente bien definidos, se ajustan a la ética de la profesión médica en general. Los protagonistas de la práctica de la experimentación humana justifican sus puntos de vista sobre la base de que tales experimentos producen resultados para el bien de la sociedad que no soncurables por otros métodos o medios de estudio. Sin embargo, todos están de acuerdo en que se deben observar ciertos principios básicos para satisfacer los conceptos morales, éticos y legales:

  1. El consentimiento voluntario del sujeto humano es absolutamente esencial. Esto significa que la persona involucrada debe tener capacidad legal para dar su consentimiento; debe estar situada de manera que pueda ejercer el libre poder de elección, sin la intervención de ningún elemento de fuerza, fraude, engaño, coacción, exceso u otra forma posterior de restricción o coacción; y debe tener suficiente conocimiento y comprensión de los elementos del tema involucrado como para permitirle tomar una comprensión y una decisión ilustra Este último elemento requiere que antes de que el sujeto experimental acepte una decisión afirmativa, se le dé a conocer la naturaleza, duración y propósito del experimento; el método y los medios por los que se llevará a cabo; todos los inconvenientes y peligros que razonablemente se pueden esperar; y los efectos sobre su salud o persona que posiblemente puedan derivarse de su participación en el experimento.
    El deber y la responsabilidad de determinar la calidad del consentimiento recae en cada individuo que inicia, dirige o participa en el experimento. Es un deber y una responsabilidad personales que no se pueden delegar en otro con impunidad.
  2. El experimento debe ser tal que produzca resultados fructíferos para el bien de la sociedad, inexigibles por otros métodos o medios de estudio, y no de naturaleza aleatoria e innecesaria.
  3. El experimento debe estar diseñado de tal manera y basarse en los resultados de la experimentación con animales y un conocimiento de la historia natural de la enfermedad u otro problema en estudio que los resultados previstos justifiquen la realización del experimento.
  4. El experimento debe llevarse a cabo de manera que se eviten todos los sufrimientos y lesiones físicas y mentales innecesarias.
  5. No se debe realizar ningún experimento cuando haya una razón a priori para creer que ocurrirá la muerte o una lesión incapacitante; excepto, tal vez, en aquellos experimentos en los que los médicos experimentales también sirven como sujetos.
  6. El grado de riesgo que se debe asumir nunca debe exceder el determinado por la importancia humanitaria del problema que se resolverá con el experimento.
  7. Se deben hacer los preparativos adecuados y proporcionar instalaciones adecuadas para proteger al sujeto experimental incluso contra posibilidades remotas de lesiones, discapacidad o muerte
  8. El experimento debe ser realizado solo por personas científicamente calificadas. Se debe requerir el más alto grado de habilidad y cuidado en todas las etapas del experimento de aquellos que conducen o participan en el experimento
  9. Durante el transcurso del experimento, el sujeto humano debe tener libertad para poner fin al experimento si ha alcanzado el estado físico o mental donde la continuación del experimento le parece imposible.
  10. Durante el curso del experimento, el científico a cargo debe estar preparado para terminar el experimento en cualquier etapa, si tiene motivos probables para creer, en el ejercicio de la buena fe, la habilidad superior y el juicio cuidadoso que se le exigen, que es probable que la continuación del experimento resulte en lesiones, discapacidad o muerte del sujeto experimental.